Moho Civilization. La leyenda.

Me ha venido a la cabeza, cosas de la fisiología cerebral humana, una sorprendente historia que tuvo lugar en la que fue mi morada al poco de llegar a este rincón de la Inglaterra rural (bueno, y también me he encontrado con el texto donde se narra dicha historia, para qué nos vamos a engañar). Una sobrecogedora historia acerca de la cruel y despiadada lucha por la vida, de supervivencia y de evolución. Va por ustedeh…

Concepto de limpieza según un postadolescente británico

Resulta que los hijos de la Gran… Bretaña con los que vivía antes se dejaron en cierta ocasión una taza en la cocina con un líquido indeterminado, supongo que sería té, y posteriormente se olvidaron de la existencia de dicha taza, así como del líquido contenido en su interior. Estaría llena de líquido hasta algo así como un cuarto de su capacidad. Pasados los días, y con la pobre taza sumida en el más absoluto de los olvidos, al menos por parte de sus legítimos dueños, no tardaron en aparecer nuestros fúngicos amigos los mohos. Al principio eran sólo unas tímidas y diminutas colonias flotando sobre la superficie, que divisé un día por casualidad mientras fregaba mis propios utensilios, si bien con el paso de los días un interés morboso e irresistible por la taza con el líquido corrupto se fue adueñando de mi voluntad, obligándome a echar una ojeada cada día a las evoluciones de los microscópicos invasores. A medida que avanzaba el tiempo las tímidas colonias se fueron transformando en una robusta y consistente capa que cubría toda la superficie del líquido, y ésta a su vez fue adquiriendo una consistencia cercana a la del algodón de azúcar de las ferias de pueblo, con esos enrevesados hilillos subiendo hasta más arriba del ecuador de la taza, al tiempo que el líquido contenido en la misma se iba tornando más y más inconsistente y transparente, debido sin duda a la incansable labor de nuestros simpáticos seres en su afán de extraer hasta la última partícula nutritiva de aquel caldo milagroso. El reloj seguía corriendo incansable, a las horas les sucedían los días, a éstos las semanas, y conforme estas últimas se iban sumiendo en la niebla del olvido, un extraño a la par que apasionante fenómeno tenía lugar ante mis sorprendidos ojos: el nivel del nutritivo líquido contenido en nuestra ya célebre taza iba disminuyendo irremisiblemente, fruto de la abnegada labor oxidativa de nuestros asexuados protagonistas. Al cabo de un período de tiempo indeterminado, pues tan extenso fue que rememorarlo con claridad no puedo, el líquido desapareció literalmente devorado por las ávidas colonias de hongos microscópicos, por lo que lo único que restaba en la taza eran unas raquíticas, delgadas y pulverulentas colonias adheridas al fondo en un último y desesperado intento por abrirse camino en la carrera por la supervivencia, pero desgraciadamente condenadas a la más cruel y lenta de las agonías por inanición. Sí, amigos, fui testigo del nacimiento, apogeo y decadencia de una población, qué digo población, una sociedad, una civilización en miniatura. Durante todo el tiempo que disfruté de mi privilegiada posición de observador, estirpes genéticas enteras de mohos perecieron y se extinguieron en la más absoluta ignominia mientras que otras mejor adaptadas a la taza de té surgieron por mutaciones puntuales y perpetuaron sus genes triunfadores a lo largo y ancho de su líquido hábitat.

La conclusión que podemos sacar de todo esto es clara: ¡Qué putos marranos son los universitarios ingleses, la madre que los parió!

Advertisements
This entry was posted in Mundo salvaje and tagged . Bookmark the permalink.

13 Responses to Moho Civilization. La leyenda.

  1. Esther says:

    El Reino Fungi es asi de caprichoso!

  2. Jessar says:

    Doy Fe de ello!. Recuerdo cierto terremoto al que tenía que recoger los vasitos de yoghurt y las copas de vino del living…

  3. Borja says:

    Ésta historia te la he oído a ti personalmente, la mandaste por correo-e y ahora aquí. Tienes que darle material nuevo a tu público. Un saludo.
    Por cierto: from freak to geek.

  4. karraspito says:

    Onvre, ten en cuenta que el blog toma el nombre del relato, había que publicarlo, qué menos…

  5. Gekokujo says:

    Joder, me he leído el post en inglés, para decir que no conozco las sutilezas del idioma para valorar nada. Y ahora veo que esta en expañol, jejeje.

    Te he robado la taza, ¡me encanta! Thx.

  6. karraspito says:

    La taza es de una web que las vende. Si te denuncian por apropiación indebida de material gráfico, a mí no me conoces y nunca has estado en este blog, ¿eh?
    Un saludo

  7. gottlieb says:

    Coñe! Yo veo: “Moho Civilization”, y no cabía en mí de gozo al pensar que alguien había hecho una fusión entre “Medal of Honor ” y del “Sid Meier’s Civilization”. Pero tiene interés y está bien escrito.
    ¡Ánimo con ello!

  8. karraspito says:

    ¡Gracias, señor!

  9. Chespirito says:

    Mi más cordial enhorabuena por este apasionante periplo que inicias, cual marinero esforzado y bizarro, en el proceloso piélago de la blogosfera. Por ello creo hablar en nombre de todos los lectores cuando digo:

    ¿¿¿DÓNDE ESTÁN LAS FOTOS DE TETAS???

  10. mari luz says:

    hola ………..pues me lo he leido………y hay que ver lo que da de si el moho de unos que nunca levantaron nunca la taza mas que beber lo de dentro……….porque el resto……….ni se molestaron en llevarlo a la fregadera o al lavaplatos……….cosas que pasan………….jajajaja

    conclusion…………muy bien contado……….pasare a leerte mas…………..un saludo……..aio

  11. Joaqui López López says:

    Joder ahora si que soy tu fan!!!!!!!!!! lo que me he reido…….

  12. karraspito says:

    ¡Gracias, maja! ¡Y bienvenida!

  13. musiquito says:

    pues si haces masa madre vas a flipar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s